martes, 5 de junio de 2012

Pisos de calabacín al curry (OLV)

  El calabacín es una de mis hortalizas preferidas, debe de ser por la cantidad de juego que dá en la cocina, tanto en verano como en invierno. Ahora está en plena temporada, por eso lo tenemos en los mercados en grandes cantidades, excelente calidad, y un precio muy asequible.
  En éste caso todas las verduras son ecológicas, compradas en Freshvana, empresa que distribuye fruta y verdura ecológica a domicilio. Os anímo a que pedáis al menos una cesta para probar,....no tienen nada, pero nada que ver con los productos que podemos encontrar en supermercados.

  Como apunte nutricional tengo que decir que esta receta es  perfecta para las personas que siguen dietas de adelgazamiento, o pobres en sodio.
  Pongo ésta receta, que a pesar de ser muy vistosa, és rápida de hacer, y podemos servirlo como primer plato o como aperitivos frios.



  Necesitamos:
  - 1 calabacín grande.
  - 1 cebolla mediana.
  - 1 zanahoria grande.
  - 1 patata grande.
  - leche
  - curry de calidad
  - aceite, sal y pimienta.

  Elaboración:
  Lo primero que haremos será  pelar y trocear la patata, y ponerla a hervir.
  Mientras tanto cortaremos el calabacín en rodajas no muy finas, (como de 1/2 cm) y, o bien las hacemos a la plancha, o bien las metemos en el horno mientras continuamos cocinando. En cualquier caso no con mucho aceite.




      Yo lo he hecho al horno. Personalmente cocino mucho en el horno porque me da la opción de continuar haciendo otra cosa sin necesitad de prestar mucha atención. Pero en éste caso, si no teneís horno, a la
plancha queda perfecto.


  Mientras tanto, rallamos la cebolla y la zanahoria por separado. En una sarten con un poco de aceite doramos un poquito la cebolla, añadimos la zanahoria y un poco de sal, y dejamos cocinar a fuego medio 5 o 6 minutos.



  Cuando la patata éste tierna, hacemos con ella un puré, añadiéndole un poco de leche sal y pimienta,( yo al puré no le pongo nada de aceite, porque como lo vamos a unir con el sofrito de cebolla y zanahoria, éste ya le aporta bastante).
  Vamos a intentar que el puré de patata quede bastante suave, sin grumos, pero a la vez consistente, para que cuando montemos el plato no se nos desmorone.
  Como ya he dicho antes, cuando tengamos el puré hecho, y el sofrito listo lo unimos, añadimos 1/2 cucharadita de café de curry y mezclamos muy bien.


  Antes, al mencionar "curry de calidad", me refiero a que algunas especias, si están durante mucho tiempo envasadas o almacenadas, pierden mucha calidad (en el caso del curry es así). A veces nos trae más cuenta comprar menos cantidad y más frecuentemente, para que no pierdan ni aroma ni sabor, y por supuesto, si es en un mercado mucho mejor.
  Ahora solo nos queda montar nuestros platos. Comenzamos poniendo una rodaja de calabacín, ponemos encima una cucharadita del puré, moldeamos un poco para que llege bien a los bordes pero no sobresalga, y colocamos otra rodaja de calabacín. Continuamos así hasta completar cuatro alturas, acabando con una cucharada de puré.
   Nos tiene que quedar así:




      ¡¡¡¡¡ESPECTACULARCILLO EHHH!!!!!!

   Deciros que en frio están estupendos, pero que si os apetece ponerle una pizca de queso de gratinar por encima, y en el último momento darle un golpe de grill también quedan deliciosos!!!

 

3 comentarios:

  1. ya me estoy relamiendo. Esta la hago esta semana! que tengo de todo. a mi tambien me encantan los calabacines

    Elein

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya pinta! Te he conocido por Gastro Cenicienta y aquí me quedo ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tu blog de casualidad a través de esta receta y me he puesto a hacerla ipso facto. ¡Ha quedado buenísima! Me encanta sobre todo el toque del puré de patatas con el curry y las verduras (me ha sobrado un montón y he tenido que comérmelo a palo seco, jejeje). Lo que no sé muy bien es cómo comerme las montañitas sin destrozarlas, lástima...

    Besos.

    ResponderEliminar